viernes, 3 de febrero de 2017

MANIFIESTO CON MOTIVO DEL DÍA MUNDIAL CONTRA EL CANCER

Ante la problematica con los tratamientos radioterápicos en Aragón, las entidades ADO-ARAGÓN, AECC, AMAC-GEMA, ARALVOZ. ASACO, ASPANOA Y FORO DE PACIENTES, en representación de la sociedad aragonesa, apoyados por la Sociedad Española de Oncología  Radioterápica (SEOR), emitimos el siguiente manifiesto:

La radioterapia es una modalidad terapéutica que juega un papel muy importante en el tratamiento del Cáncer. Mas del 60% de los pacientes oncológicos deberán recibir este tratamiento en algún momento de su enfermedad. La constante evolución y complejidad de la Oncología Radioterápica hacen que cada vez se puedan lograr tratamientos más precisos y menos tóxicos para el paciente, pero a la vez obligan a un mayor esfuerzo técnico y humano, que en nuestro contexto se producen en un entorno tremendamente condicionado por la elevada presión asistencial, lo que produce una creciente lista de espera; multitud de estudios han demostrado que la radioterapia es el tratamiento con mejor relación coste-eficacia en el ámbito oncológico y por ello está muy desarrollada e implantada en los paises más avanzados en sanidad publica. Las inversiones en tecnología en el sistema publico reducen el gasto sanitario.

La Comunidad Autónoma de Aragón es una de las comunidades peor dotadas en equipamientos de radioterapia, cuenta con 5 Aceleradores lineales, 4 en hospitales públicos (uno con 17 años, 2 de ellos con 8 años y el mas nuevo con 6 años de antigüedad) y 1 privado para una población de 1.325 millones de habitantes. Todos ellos están ubicados en la provincia de Zaragoza.

Este equipamiento es insuficiente para cubrir las necesidades de la población aragonesa, ya que según las recomendaciones de la Sociedad de Oncologia Radioterapica harían falta 7 aceleradores lineales (uno por cada 175.000 habitantes).

Además de esta ratio, por debajo de las recomendaciones de la SEOR, la escasa dotación de equipamientos ha obligado a utilizar en amplio horario los aceleradores, lo que ha ocasionado diversos problemas técnicos y una mayor frecuencia en los días de paradas para mantenimiento de los equipos. En el Hospital Miguel Servet, el equipo más moderno permanece en numerosas ocasiones fuera de funcionamiento. En el Hospital Clinico Lozano Blesa, una fortuita avería, ha dejado fuera de funcionamiento el equipo más moderno del hospital. Estas averías continuas suponen una grave prolongación de espera y originan a numerosos pacientes necesarios desplazamientos a ciudades como Madrid y Valencia, con el consiguiente desgaste físico y emocional para los pacientes. La necesidad de desplazamiento para toda persona que reside fuera de la capital aragonesa genera también un agravamiento de la situación para esas personas ya que conlleva importantes trastornos por los kilómetros a realizar, los tiempos de espera en dichos desplazamientos y los gastos ocasionados.

A la problemática actual debemos añadir que, dada la antigüedad de las aparatos instalados (instalación realizada en 2009), dejarán de tener garantizado el suministro a partir del año 2022 (según ha comunicado la empresa que los fabrico) y la ratio empeorará, agravando la situación de la radioterapia en Aragón.

Nos consta que la Conserjería de Sanidad ha iniciado los pasos para sacar próximamente un concurso de dos nuevos aceleradores en sistema de alquiles. Pero en el mejor de los casos (si todo fuera en plazo, se publicara su concurso en breve y se acometieran las obras para su instalación de inmediato) los nuevos aparatos no estarían en funcionamiento antes de bien avanzado el 2018.

Tras esta medida, durante el 2017 no es de esperar que haya mejoras en los tratamientos y en 2018 quedaria configurado el tratamiento de radioterapia  de la siguiente manera:

  • 2 aparatos nuevos en la sanidad pública ( uno en el Clinico y otro en el Servet).
  • 2 aparatos en la sanidad pública que en el año 2022 dejan de tener repuestos (uno en cada hospital)
  • 1 equipo con 18 años de antigüedad y tecnología obsoleta que debería ser desmantelado.
  • 1 equipo con 7 años de antigüedad, actualmente con numerosas averías.
  • Ratio desmesuradamente insuficiente para la autonomía de Aragón, (265.000 habitantes por aparato frente a la recomendación de 175.000 habitantes)
  • Atención única y exclusivamente en la ciudad de Zaragoza independientemente de la localidad de origen.
 Por todo ello, denunciamos la grave situación a la que los sucesivos gobiernos autonómicos aragoneses nos han llevado por su poca preocupación y la falta de previsión por solucionar un problema que se convierte en vital para muchos pacientes oncologicos, que acceden a unos tratamientos concentrados en la capital aragonesa y con importantes listas de espera.

Exigimos al Gobierno de Aragón que tome medidas inmediatas para crear un plan, a corto y medio plazo, que resuelva la preocupante situación de la radioterapia en Aragón, adquiriendo el número de aceleradores necesarios, garantizando el acceso a los últimos avances tecnologicos/terapeuticos surgidos en la especialidad de oncologia radioterapica y ofreciendo el tratamiento en las tres capitales aragonesas primando los criterios  de equidad y justicia, mejorando la calidad de vida a los pacientes de todo Aragón sin importar donde residan.

Exigimos garantizar unos tratamientos equitativos para todos los aragoneses, acordes a las necesidades de los pacientes oncológicos, con tiempos de espera coherentes para acceder a dichos tratamientos que cumplan los tiempos legales establecidos.

Exigimos evitar largos e incómodos desplazamientos a los pacientes oncologicos primando su calidad de vida durante el tratamiento. Exigimos que todos los pacientes oncologicos sean valorados, en sus hospitales por comités tumorales multidisciplinares, en los que siempre deberá haber al menos un especialista de oncología radioterapica. No es admisible que un paciente para recibir un tratamiento de 20 minutos esté 8 horas fuera de su domicilio, un día tras otro, durante todo el tratamiento.

La solución a esta situación requiere de un plan de inversiones y de mantenimiento, con una adecuada dotación económica anual, poco significativa respecto  al volumen del presupuesto sanitario. Por eso exigimos al Gobierno de Aragón que actué sin dilación y garantice a los aragoneses unos tratamientos oncologicos adecuados a sus necesidades, desarrollando un Plan de Inversiones en Radioterapia, que debería existir hace años

Zaragoza a 2 de febrero de 2017 

Afectados por el cáncer denuncian la falta de aceleradores en Aragón, su antigüedad y excesivo uso

Profesionales y representantes de entidades de afectados por cáncer han denunciado hoy la obsolescencia de los aceleradores lineales de los hospitales aragoneses y su escasez en proporción al número de habitantes, lo que hace que dupliquen el número de pacientes que tratan.

Los representantes de todas las asociaciones contra el cáncer, antes de la rueda de prensa conjunta que han ofrecido en Zaragoza.Aránzazu Navarro de Heraldo de Aragón
Los representantes de todas las asociaciones contra el cáncer, antes de la rueda de prensa conjunta que han ofrecido en Zaragoza.


Así lo han puesto de manifiesto los presidentes de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), José Luis Ansó, y de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOP), Pedro Carlos Lara, en una rueda de prensa en la que han comparecido junto a representantes de otras organizaciones como Amac-Gema (Asociación de Mujeres Aragonesas con Cáncer Genital y de Mama), Aspanoa (de niños con cáncer), Asaco (afectados por cáncer de ovario) y el Fap Uforo aragonés de pacientes.

El objetivo de esta comparecencia ha sido poner de manifiesto la preocupación de estas