lunes, 6 de marzo de 2017

El Gobierno sigue privando a los trabajadores temporales de la tarjeta sanitaria europea 

La Seguridad Social deniega la tarjeta a las personas con contrato temporal o en prácticas, y las despacha con un certificado provisional de 90 días de validez

Hace dos años Bruselas ya avisó al Gobierno de que se trataba de una práctica que contravenía las normas europeas

El Ministerio asegura que la tarjeta y el certificado tienen la misma cobertura, pero algunos colectivos responden que puede ocasionar problemas

Las indemnizaciones no son la única diferencia entre un contrato temporal y uno indefinido. La Seguridad Social solo expide la tarjeta sanitaria europea (el documento que permite recibir atención sanitaria en la UE) a quien tiene un contrato indefinido. Por contra, deniega  la expedición de esta tarjeta a las personas con contrato temporal o en prácticas, y las despacha con un certificado provisional de 90 días de validez. 
Hace dos años Bruselas  ya avisó al Gobierno de que se trataba de una práctica que contravenía las
normas europeas, pero España no ha hecho nada al respecto.
La norma que regula la tarjeta sanitaria europea dice que las instituciones de cada Estado miembro "determinan el periodo de validez de las tarjetas sanitarias europeas que se expidan". "El período de validez de la tarjeta sanitaria europea debe tener en cuenta la duración que se presume del derecho del asegurado", dice el texto. Por su parte, la regulación española dice que la tarjeta sanitaria europea tendrá una validez de dos años.
Para España eso significa que si tu contrato es de duración determinada no se puede expedir esta tarjeta. En ese caso, la Seguridad Social tramita un certificado provisional de 90 días de validez que en principio tiene los mismos efectos. El texto europeo dice, sin embargo, que estos certificados deben expedirse por "circunstancias excepcionales" tales como "el robo o la pérdida" o como "una partida en un plazo demasiado corto para que sea expedida una tarjeta".
Hace dos años, la comisaria de Empleo y Servicios Sociales, Mariane Thyssen, pidió explicaciones a España por esta práctica. " La expedición sistemática de un certificado provisional sustitutorio en lugar de la tarjeta sanitaria europea para determinadas categorías de personas aseguradas no se ajusta a las normas. "Por consiguiente, los servicios de la Comisión pedirán aclaraciones a las autoridades españolas a este respecto", respondía Thyssen a una pregunta de los eurodiputados de Izquierda Unida Marina Albiol y Javier Couso.
Un portavoz del Ministerio de Empleo reconoce que el entonces ministro de Sanidad, Alfonso Alonso, anunció unos cambios que quedaron paralizados. Asegura en todo caso que cualquier trabajador temporal que presente una acreditación de su empresa de que estará dos años o más contratado recibirá la tarjeta.

Una práctica "discriminatoria"

Los eurodiputados interpelaron a la Comisión precisamente porque la Seguridad Social denegaba la tarjeta sanitaria europea a los trabajadores con contratos temporales de menos de dos años. El certificado temporal, aseguraban, ocasionaba problemas a algunas personas porque era rechazado en algunos países. Colectivos como Yo Sí Sanidad Universal o Marea Granate han constatado estos problemas.
El experto laboral Adrián Todoli explica que el Estado está obligado por la normativa europea a entregar la tarjeta sanitaria europea a toda persona que se considere "asegurada" por la Seguridad Social en materia de asistencia sanitaria en España. "Por tanto, no debería poder haber diferencias entre un contrato temporal y uno indefinido, dado que en ambos casos el trabajador está asegurado según la normativa española. Es decir, ambos cotizan a la Seguridad Social", dice.
La secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, subraya que esta práctica implica una "discriminación": "No encontramos ningún motivo que justifique esta diferencia". UGT volverá a exigir al Ministerio que subsane lo que considera "un agravio".
Algunas de las miles de personas con contratos predoctorales a los que el Gobierno cambió sus contratos sin avisar descubrieron lo sucedido porque les fue denegada la tarjeta sanitaria. El Ministerio de Empleo ha accedido ahora a expedirles esa tarjeta si la Conferencia de Rectores de las universidades acredita que esos contratos duran más de dos años.
En la nota de prensa que envió el Ministerio para informar de este acuerdo reconocía cuál es la situación actual: como estas personas no " acreditaban el tiempo necesario" para acceder a la tarjeta, no se les expedía. El departamento de Fátima Báñez insiste en que el certificado temporal "garantiza la misma cobertura".

Fuente:  eldiario.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada