miércoles, 13 de julio de 2016

CDC ‘cedió’ un hospital público a una empresa que le donó 80.000 euros

La Generalitat autorizó en 2014 que una fundación traspasara a la compañía un contrato de 500 millones

El Gobierno de Artur Mas (CDC) autorizó en 2014 una operación sin precedentes en la sanidad pública española: la cesión a una empresa privada de una gran adjudicación de 500 millones para gestionar durante 30 años un hospital público que hasta entonces administraba una fundación. Aunque fundación y compañía están vinculadas al mismo grupo empresarial (Hestia), el caso tiene grandes implicaciones económicas porque supone transferir, sin pasar por concurso público, el macrocontrato desde una entidad sin ánimo de lucro (y que por ello parte con ventaja en las licitaciones) a una compañía que sí lo tiene. La Fundación Sociosanitaria de Barcelona (FSSB) había logrado entre 2007 y 2013 una media de 630.000 euros de resultados positivos, dinero que por ley