sábado, 7 de mayo de 2016

El TTIP y la sanidad que nos espera

L a experiencia sufrida tras los procesos de privatización en la gestión de algunos centros sanitarios públicos nos está dejando una valiosa lección:

 Resultado de imagen de Hospital de vinalopó

 la calidad en la asistencia sanitaria es consecuencia de los objetivos perseguidos por quienes gestionan nuestros recursos. O lo que es lo mismo, cuando la gestión sanitaria está orientada a la obtención de beneficios de la empresa de turno se produce un menoscabo en el cuidado de la salud de la población, en las condiciones laborales de los profesionales sanitarios y, por supuesto, en nuestras arcas públicas. Por tanto, no es de extrañar que allí donde se implantan modelos concesionales sanitarios acaben surgiendo Plataformas en defensa de la Sanidad Pública que paralicen e intenten revertir el proceso privatizador. Tal y como ha sucedido en Elche donde, como era de esperar, se ha

El nuevo servicio asesor de la DGA deja sin asistir a una maltratada

 Una mujer de Fraga agredida por su hijo solicitó ayuda y la letrada se negó a auxiliarla si no pagaba. El Gobierno asegura que la víctima no usó el teléfono de atención y denunció en un cuartel

Sede central del Instituto Aragonés de la Mujer, en la capital aragonesa - JAIME GALINDO

Cinco días después de que el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón decidiera sacar a concurso el Servicio de Asistencia a Mujeres (SAM) --que prestaban los colegios de abogados-- ya ha surgido el primer problema en el rendimiento del mismo, que la DGA ha adjudicado directa y temporalmente a Atenzia. Ocurrió anteayer, en la localidad oscense de Fraga, cuando la víctima de los golpes de su hijo pidió asistencia jurídica y se le denegó. La DGA lo justifica por entender que ya no le correspondía al no llamar al teléfono de esta institución e interponer denuncia en la Guardia Civil, mientras que el coordinador de violencia de Huesca, José María Orús, lo califica de ser una "excusa".

Eran las 10.30 horas cuando el Juzgado de Instrucción número 1 de Fraga comunicó al servicio de