Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

viernes, 6 de noviembre de 2015

Médicos y sanitarios acusan al Gobierno de “hipotecar” la Sanidad por favorecer a las farmacéuticas

 Tanto la Marea Blanca como los Colegios Oficiales de Médicos consideran que vincular el gasto farmacéutico al PIB atenta contra la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud.

 Medicamentos

 El Ministerio de Sanidad ha cerrado un nuevo acuerdo con Farmaindustria que no ha gustado ni a los Colegios de Médicos ni a la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública (FADSP). “El Pacto en esencia garantiza un crecimiento del gasto farmacéutico igual que el del PIB, asegurando así un crecimiento insostenible del gasto farmacéutico”, considera la también

Carta de la madre de un enfermo mental al Consejero de Sanidad de Aragon

Le escribo esta carta con el objeto de poder tener la oportunidad de exponerle no solo mi situación persinal, sino la que creo es la realidad de muchas familias con algún familiar enfermo mental.

Tengo 78 años y soy madre viuda de dos hijos, uno de ellos de 44 años al que le fue diagnosticada una enfermedad mental hace ya 23, cuando comenzarón a exteriorizarse los sintomas de la misma, la cual le llevo a abandonar sus estudios universitarios, ante la imposibilidad de poder continuarlos , y dar un giro radical a su vida y a la nuestra, con la sucesión de crisis, internamientos hospitalarios, y situaciones familiares realmente duras, que solo con mi fe y la voluntad y fuerza como madre he sabido y sobrellevar sin rendirme.

Actualmente mi hijo, con una discapacidad del 67%, sigue conviviendo conmigo en el hogar familiar, pues es dependiente, sigue bajo tratamiento farmacologico y psiquiatrico, y recibe una pequeña prestación por hijo a cargo con la que sólo no puede subsistir, ya que no ha podido trabajar, y el comienzo de su enfermedad  coincidio con el fallecimiento de su padre, circustancia también que por un requisito legal le ha impedido cobrar una pensión de orfandad en la que poder apoyarse al menos economicamente en un presente y un futuro dificiles, sobre todo pensando en el momento en el que yo ya no pueda ayudarle.

Los enfermos mentales, como mi hijo, son también ciudadanos de pleno derecho, aunque en una clara desventaja social, ya que deben de aceptar la múltiple dificultad de afrontar su enfermedad, la cual les resta calidad y esperanza de vida al tener que someterse a tratamientos farmacologicos muy especificos y prolongados, la falta de autonimia personal, la continua lucha por su recuperación, y los prejuicios deribados del desconocimiento real de su situación y la de las enfermedades mentales, que siguen siendo un "estigma" social al que todavia se le asocian conceptos como el miedo o la inseguridad.

Es cierto que estas enfermedades pueden llevar a provocar una inestabilidad emocional y una distorsión de la realidad muy profundas, lo que supone una carga adicional de sufrimiento que puede llevar al enfermo a situaciones criticas como la desesperación e incluso la muerte, pero que tambien pueden salir adelante, trabajar y lograr llevar una vida normal, con su esfuerzo y el de organizaciones, instituciones, profesionales, personas interesadas y nosotros, las familias, que seguimos siendo el pilar principal sobre el que los enfermos se apoyan.

Por ello me gustaria hacer incapie en el papel que considero que las instituciones públicas y en concreto, la Sanidad debería llevar a cabo para cambiar esta realidad y que le expongo a continuación en los siguientes puntos:

  1.  Disociación de la violencia de las enfermedades mentales y uso adecuado del concepto "enfermo mental". Es cierto que ciertas enfermedades pueden provocar graves crisis y trastornos que afectan no solo a sus familiares, pero ello no significa que sean por ello personas a las que se deba segregar y estigmatizar socialmente, ni por lo que se les deba tener miedo, sino prestar una mayor atención.
  2. Mayor información sobre los trastornos psicologicos y mentales, cada vez más presentes en la sociedad, su naturaleza, sus factores de riesgo y de posible prevención.
  3. Elaboración de un buen diagnostico médico, seguimiento del enfermo, tratamiento y rehabilitación, incluyendo las nuevas terapias que complementen a los tratamientos farmacologicos y orientación para los familiares y/o cuidadores de los enfermos, que tambien se ven desbordados ante la dificultad que esa situacion les plantea.
  4. Consecucion de medios que les puedan dar independencia y calidad de vida a los enfermos, como formación, orientación laboral y profesional, en los casos en los que la enfermedad les permita llevar a cabo una vida normal.
  5. Asistencia y/o recigida para aquellos enfermos que carezcan de cualquier ayuda familiar en la que apoyarse, o que por la gravedad de su estado no puedan llevar a cabo una vida independiente.
Agradeciendole su interes, a antes de nada, haciendole llegar mi sentimiento como madre, le envio un cordial saludo.

Zaragoza 27 de octubre de 2015