Marea Blanca Aragon

Marea Blanca Aragon
Marea Blanca Aragon

domingo, 28 de abril de 2013


El colectivo transexual, víctima de los ajustes sanitarios pese a las promesas del PP

Las asociaciones LGTB denuncian que el ahorro sanitario puesto en marcha por Rajoy hace justamente un año ha retrasado significativamente las listas de espera de las cirugías y los tratamientos de reasignación sexual

Carla Antonelli es una de las principales activistas del colectivo Trans. EFE

Carla Antonelli es una de las principales activistas del colectivo Trans. EFE



Alrededor de 10.000 ciudadanos conviven en España con disforia de género. Es decir, son personas transexuales. Y los recortes en Sanidad han provocado que la atención sanitaria que recibían se haya limitado desde que hace justamente un año el Gobierno de Mariano Rajoy anunciara una segunda vuelta de recortes en la cartera de salud.
Las asociaciones de lesbianas, gays, personas transgénero y bisexuales (LGTB) denuncian que el trabajo

Los recortes en Sanidad empiezan a poner en peligro la salud de los pacientes 


Ya lo denunciaba la Marea Blanca y no ha tardado demasiado en hacerse realidad. La salud de los pacientes está empezando a resentirse por los recortes, y no sólo por la falta de médicos o enfermeras. La detección de restos fecales en la comida de la cocina de un hospital, cuya gestión ha sido externalizada, ha disparado la alarma entre profesionales y usuarios, que temen que estos casos se repitan en los centros que ahora se van a privatizar, como ocurrirá en Madrid.

Las protestas del colectivo que defiende la Sanidad pública han quedado legitimadas por el ‘mal hacer’ de

120 expertos mundiales alertan del precio de las terapias contra el cáncer

Advierten de que están amenazados el acceso a los tratamientos y la sostenibilidad sanitaria
El gasto de las terapias se ha doblado en los últimos diez años


Los precios de los antitumorales son “demasiado elevados”, “insostenibles”, por lo que, “ponen en riesgo el acceso a los fármacos por parte de pacientes que los necesitan” y “son una amenaza para la viabilidad de los sistemas de salud”. Esta llamada de atención recoge el sentir de 120 oncólogos de todo el mundo especializados en la leucemia mieloide crónica y hace referencia a las nuevas terapias relacionadas con la enfermedad. Pero la reflexión incluye al resto de fármacos usados contra las neoplasias en general y a la “espiral de precios” que afecta, especialmente, a las nuevas moléculas que salen al mercado.
Para plasmar su opinión y hacerla pública, los especialistas han elegido la revista Blood, de la Sociedad

Médicos de Cataluña advierte que el Instituto Catalán de Salud estudia un tercer recorte del 8%

El sindicato Metges de Catalunya (MC), mayoritario en la sanidad pública catalana, ha advertido este miércoles que el Instituto Catalán de la Salud (ICS) está estudiando un tercer recorte cercano al 8%, que dejaría el presupuesto de 2013 en cerca de 2.500 millones de euros, frente a los 2.727 millones presupuestados para 2012.

                
El sindicato Metges de Catalunya (MC), mayoritario en la sanidad pública catalana, ha advertido este miércoles que el Instituto Catalán de la Salud (ICS) está estudiando un tercer recorte cercano al 8%, que dejaría el presupuesto de 2013 en cerca de 2.500 millones de euros, frente a los 2.727 millones presupuestados para 2012.
En una atención a los medios de comunicación en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona, y con motivo de

La petición para que no se cierre la Comunidad Terapéutica de El Frago ha logrado 77.000 firmas en menos de un mes.

"El Frago me dio la vida. Cuando entré no era nada y salí siendo una persona"

Una de las asambleas en la Comunidad Terapéutico de El Frago.

"Gracias, gracias y gracias", son las únicas palabras que puede dirigir un antiguo paciente de la Comunidad Terapéutica de El Frago a los profesionales que allí trabajan. Es el único centro público de Aragón dedicado a la rehabilitación y reinserción de toxicómanos, y son muchas las personas que han depositado en él todas sus esperanzas desde que se inauguró en 1986.

"A mí me dio la vida -asegura la misma persona-, la gente que trabaja allí son profesionales como la copa

"Les tengo que pedir dinero a mis amigos para la medicación"


Se identifica como I. L.. No quiere aparecer ni con su nombre ni mucho menos con su fotografía --"yo antes era una persona normal", se justifica--. Una actitud habitual entre los numerosos ciudadanos que nunca habían tenido que recurrir a la ayuda social para sobrevivir. "Me quedé sin trabajo. Me habían hecho indefinida en una oficina de Vodafone, pero era la que menos tiempo llevaba", explica. Y solo tenía tres meses de paro porque lo había agotado haciendo un cursillo de secretariado. "Luego me dieron la ayuda de los 400 euros", relata.
Hasta que dejó de obtener algún ingreso y entonces tuvo que solicitar el IAI, el llamado salario social.