lunes, 7 de enero de 2013

Negocio sanitario

 

El ‘modelo Alzira’ defendido por el PP ha creado un oligopolio que vive de los fondos públicos.

 La investigación realizada por este periódico sobre la estructura de las empresas que gestionan parte de la sanidad pública española arroja algunos datos que mueven a la desconfianza. La iniciativa privada ha demostrado su solvencia en el sector tanto en España como en el resto del mundo, pero el modelo puesto en marcha por el Partido Popular hace 16 años en Alzira (Valencia), que ahora se va a extender a Madrid y Castilla-La Mancha, es una suerte de artefacto privado que vive y se beneficia prácticamente en exclusiva de los fondos públicos. Tal realidad contradice el argumento general de que el sistema público es insostenible, dado que, bajo dicho modelo, es capaz de generar excedentes económicos.

El PP de Madrid no privatiza la sanidad pública, "estimula la sana competencia", dice su portavoz

 
Íñigo Henríquez de Luna acusa al PSOE de estar haciendo lo mismo en Andalucía y dice que Rubalcaba se "está radicalizando por Tomás Gómez"
Nada ha cambiado en el Partido Popular con el año nuevo. Ni siquiera la afición a los eufemismos desde que llegara al Gobierno Mariano Rajoy.
Esta mañana, a través de su cuenta de Twitter, el portavoz de los conservadores en la Comunidad de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, contestó a un mensaje de apoyo a la marea blanca del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, asegurando que el Ejecutivo del heredero de Esperanza Aguirre, Ignacio González, no está privatizando la sanidad pública, sino estimulando.
"En el PP queremos estimular la sana competencia en la gestión de los servicios públicos sanitarios, como ya hemos hecho en la Educación", dijo Luna por la red social en lo que fue el primer mensaje de una cadena de recados a los socialistas."Los madrileños valoran positivamente la libertad de elección de médico y hospital que los socialistas han criticado. ¿Cuál es el problema?", continuó antes de sentenciar que "El PSOE critica en Madrid las medidas sanitarias de gestión público-privada que adoptan en otras comunidades como Andalucía" y acusar a Rubalcaba de estar radicalizándose "por Tomás Gómez y compañía. ¿Se imaginan a cualquier líder socialista europeo asumiendo sus planteamientos?".
En su cuenta de Twitter, Rubalcaba apoyó la manifestación de los profesionales sanitarios "que siguen luchando contra la privatización de la Sanidad" e indicó que desde PSOE también seguirán en esa lucha. "No es la crisis, es el negocio. El de la sanidad", añadió en un nuevo tuit.

Fuente:publico.es

La primera 'marea blanca' del año se abre paso en Madrid

 La quinta 'marea blanca' recorre la calle Alcalá de Madrid.
Miles de personas vuelven a salir a la calle en la primera manifestación después de que la Asamblea aprobara la privatización de la sanidad.
Ni el frío, ni las vacaciones ni la aprobación de la ley que permitirá la privatización de la sanidad madrileña, han logrado restar fuerza a la marea blanca. En su quinta aparición por las calles de Madrid desde que el pasado 1 de noviembre el Ejecutivo regional presentara el llamado Plan de Sostenibilidad del Sistema Sanitario, miles de personas se han sumado a la protesta convocada por la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem) y la plataforma Pa tu salud bajo el lema "La Sanidad no se vende, se defiende".
Entre gritos de "¡que no, que nos privatizan!" y "para la privada, nada, nada, nada", profesionales y usuarios de la sanidad pública han vuelto a inundar el centro de la capital para protestar contra la Ley de Medidas Fiscales, que dejará en manos privadas la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud. Desde la plaza de Neptuno y aguantando el frío y la niebla, los manifestantes han llegado a la Puerta del Sol cortando el Paseo del Prado y la calle Alcalá.....

Fuente: publico.es


Nuevo recorte a la atención sanitaria aragonesa

 
La gestión sanitaria en Aragón está orientando sus políticas a la reducción de servicios, aunque se argumente como reorganización de de recursos. Los dirigentes políticos, con el consejero Ricardo Oliván a la cabeza, aplican sin rubor las medidas de ajuste que señalan como imprescindibles para hacer viable económicamente el sistema. Pero desde los profesionales a los usuarios, la percepción es de que cada día los servicios que se prestan van a peor, sean producto de la imposición general promovida por el Ministerio de Sanidad o por la iniciativa autonómica. El último ejemplo ha sido la eliminación de los turnos de tarde durante los sábados en 26 centros de salud de Zaragoza. Una atención continuada que permitía acceder a consultas en caso de precisar atención médica que no pueda esperar a una próxima cita en atención primaria ha quedado reducida a cuatro centros. No es descabellado pensar que la medida incrementará las urgencias. Además se ha impuesto con prisas, de un día para otro, creando problemas de desorganización, como denuncian los profesionales. Si mal está lo que se hace, casi peor es el cómo.

Fuente: elperiodicodearagon.com